Los monos han sido personajes recurrentes en el cine, la literatura, la televisión y las historias de muchas regiones del mundo. Como parte de la cultura popular, se les suele representar como seres simpáticos, muchas veces compañeros de aventuras de los personajes principales, otras veces como criaturas sabias.

En este recorrido, conocerás las historias más conocidas sobre monos, tanto reales como ficticios.

Monos en la religión y mitología

En el budismo y el hinduismo, estos primates son animales altamente valorados y aún se puede ver muchos de ellos libres en algunas calles y templos de la India. Los hindúes tienen a Hanuman, una deidad con apariencia de mono que brinda valor, fuerza y longevidad. En el budismo, estos primates son considerados encarnaciones de Buda, así como símbolos de la fealdad y la mentira.

En civilizaciones americanas también tienen un lugar. Los mayas del período Clásico adoraban al dios mono aullador, representado en esculturas, patrón de los artesanos y dios del arte. Los tzeltales, nativos de lo que hoy es Chiapas, en México, también adoraban a los monos al imaginarlos como encarnaciones de sus antepasados.

Existen algunas historias, fábulas o mitos que giran alrededor de monos. Por ejemplo, se conoce como Los tres monos sabios a una representación popular, proveniente de la cultura japonesa, que muestra a tres monos, cada uno en una posición diferente, con la que se identifican los mensajes “no ver”, “no oír” y “no callar”, propios de dichos asociados con la moral y la filosofía. Una de las esculturas más famosas de los tres monos está tallada en madera y reposa en un santuario de Japón.

Los egipcios tenían a Babi, una deidad del inframundo con forma de babuino, dios de la virilidad de los muertos. Thot, otro dios egipcio, pero de la sabiduría, la justicia, la magia, la escritura y el mantenimiento del universo, era a veces representado en esculturas y figurillas como un ser con cabeza de babuino o mandril.

El zodíaco chino tiene al Mono como uno de los 12 animales.

Monos pop

En las épocas moderna y contemporánea, estos primates se convirtieron en personajes de historias ficticias destinadas a entretener. En las novelas de Tarzán, de Edgar Rice Burroughts, aparece un mono llamado Nkima, que es amigo y ayudante de Tarzán y que también aparece en algunos de los dibujos animados que se hicieron de los libros. En español, la primera novela de Burroughs se conoce como Tarzán de los monos (1912).

Rafiki, más conocido que Nkima, es el célebre mono con apariencia de mandril y babuino que funge como sabio en la película animada El rey león (1994). Y cómo olvidar a Jorge, el curioso, personaje central de los cuentos infantiles de Margret Waldstein y Hans Reyersbach que ha sido adaptado para una serie de televisión y una película. Es la historia de un pequeño mono ávido de conocer todo, por lo que se enfrasca en numerosas aventuras. Por otra parte, en la también serie infantil Dora, la exploradora, transmitida en televisión, aparece continuamente un monito llamado Botas, amigo de Dora, que requiere la ayuda de esta o ella de él para resolver algunos problemas. ¿Y recuerdas a Abú, el cleptómano compañero con gorrito de Aladdín en la película y la serie del mismo nombre? ¡Cabe decir que los monos son animales muy presentes en el universo infantil!

A menudo, los monos que aparecen como amigos y acompañantes de los personajes centrales de libros, películas o series se muestran alegres y benévolos, y algunos viajan sobre el hombro de sus amigos. Así se han visto en películas con actores de carne y hueso como las de Piratas de Caribe (Pirates of the Caribbean) y ¿Qué pasó ayer? (The hangover), y en las series de televisión Friends y Malcolm el de en medio.

Los monos son animales que han sido parte de la experimentación científica, lo que ha generado polémica.

Por otra parte, los monos son animales que han sido parte de la experimentación científica. Uno de los más famosos es Albert I, un macaco Rhesus que se convirtió en el primer mono que viajó al espacio a bordo de un cohete en 1948, pero a consecuencia de ello, murió de asfixia durante la travesía. Un año después, Albert II fue lanzado al espacio y tuvo el mismo destino de su predecesor. Otras especies que han participado en misiones espaciales han sido monos filipinos, monos ardilla como Miss Baker y macacos cola de cerdo sureño.