Mandrillus sphinx

El mono más grande de todos es famoso por el hocico de vivos colores que exhibe. Hace un tiempo era uno más de los miembros del género Papio, pero a pesar algunas similitudes físicas con los babuinos, en realidad tiene su propio género.

Orden: Primates

Familia: Cercopithecidae

Género: Mandrillus

Descripción

A diferencia de otros monos, es muy fácil diferenciar a los machos de las hembras. Ellos tienen dientes caninos muy largos, de hasta 6.5 centímetros, y un rostro mucho más colorido que el de ellas. La característica franja roja con laterales azules inicia desde la zona situada bajo los ojos y se prolonga hacia las fosas nasales. Alrededor de la boca y el área de los ojos exhiben una coloración roja.

Los machos poseen caninos de 6.5 cm de largo y un rostro más colorido que el de las hembras.

El pelaje es espeso, de color marrón a verde olivo que se torna amarillo alrededor del rostro y blancuzco en la zona inferior de su cuerpo. Su trasero muestra tonos azules, púrpuras y rojizos, con presencia de unas callosidades rosadas. Los colores del trasero pueden ayudarlos a reconocerse entre sí en medio de la vegetación.

El macho adulto típico mide entre 75 y 95 centímetros de longitud, pero algunos individuos pueden alcanzar hasta 110 centímetros o más. Pesa de 19 a 37 kilogramos, con un promedio de 32.3 kilos. Las hembras, considerablemente más pequeñas, miden de 55 a 65 centímetros de largo y pesan de 10 a 15 kilogramos. En ambos sexos la cola es muy corta: mide apenas entre 5 y 10 centímetros de largo.

Unas glándulas mamarias se presentan en el pecho de machos y hembras, útiles para la comunicación basada en el sentido del olfato.

Características del mandril.

Rostro de Mandril (Mandrillus sphinx).

Distribución y hábitat

Gabón, Guinea Ecuatorial, Congo y Camerún son los países africanos que fungen como las regiones de distribución natural del mandril. Habita las selvas tropicales de hoja perenne del oeste del continente, desde el río Sanaga hasta el río Congo en el sur, y hasta el río Ogooué en el este. Otros hábitats donde se encuentra son los bosques secundarios, bosques subtropicales, bosques de ribera, bosques inundados, bosques cercanos a las sabanas y matorrales espesos tanto en mesetas como en terrenos montañosos. Muchos mandriles prosperan en zonas de cultivo que circundan las granjas.

Alimentación

La dieta del mandril es omnívora pero se alimenta principalmente de especies vegetales. Sus alimentos más comunes son frutas, hojas, semillas, raíces, nueces, brotes y hongos. De vez en cuando añade a su dieta huevos y pequeños invertebrados como los grillos, las arañas, las hormigas, los caracoles, las termitas e incluso escorpiones. Mucho menos común es el consumo de animales vertebrados, pero cuando se le presenta la oportunidad, puede cazar antílopes pequeños.

Comportamiento

Los mandriles son diurnos. Dedican gran parte del día a buscar comida, y durante la noche descansan en lo alto de los árboles. Su estructura social consiste en grupos mixtos de hasta 40 o 50 individuos, pero ocasionalmente varios grupos se reúnen y conforman conjuntos de hasta 600 miembros. Cada grupo está liderado por un macho dominante, docenas de hembras y las crías de estas. El líder suele alejarse con frecuencia, pero no pierde de vista a sus compañeros y regresa ante el menor indicio de problemas. El rango de hogar de cada grupo, es decir, el territorio que domina, tiene alrededor de 30-50 kilómetros cuadrados.

Para comunicarse, los mandriles hacen gala de un repertorio de gritos agudos y gruñidos. Si muestra los dientes, no necesariamente es signo de molestia. Este gesto suele servir para demostrar bienestar y buen humor. Por el contrario, los golpes en el suelo indican enojo.

Información sobre el mandril.

Dentadura de un mandril macho.

Reproducción

La madurez sexual de las hembras llega en torno a los 3.5 años de edad, y dan a luz a su primera cría entre los 4 y los 8 años. En promedio, los nacimientos ocurren cada 18 meses por hembra.

Una vez que una hembra madura es receptiva sexualmente o está disponible para aparearse, el color de sus callosidades se intensifica y en general, su parte trasera se vuelve ligeramente más voluminosa. Esto ocurre de junio a octubre. Entonces, un macho dominante la sigue y se produce la cópula.

Después de un período de gestación de 6 meses, nace una sola cría con un suave pelaje negro. A medida que crece, el pequeño es cuidado principalmente por la madre, quien lo lleva sujeto a la parte inferior de su cuerpo y después sobre su espalda. Se cree que otras hembras del grupo pueden procurar algunos cuidados a las crías, como el aseo.

El leopardo, el águila coronada y la pitón de Seba son sus depredadores naturales más comunes.

Amenazas y comportamiento

El leopardo, el águila coronada y la pitón de Seba son sus depredadores naturales más comunes, pero sus principales amenazas provienen del ser humano. Como consecuencia de la caza por su carne y la destrucción de su hábitat, el mandril está “Vulnerable” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y la población total ha disminuido drásticamente durante los últimos años.

Algunas áreas donde vive gozan de protección o constituyen parques nacionales donde su caza no es permitida, pero otras requieren medidas legales para evitar su caza. Dado que es una especie incluida en el Apéndice I de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), su comercio internacional se encuentra prohibido.