Macaca mulatta

En el habla coloquial se le llama también mono Rhesus, y es un primate del Viejo Mundo. La palabra Rhesus es la que se usa para designar el factor Rh de la sangre, y su origen no es seguro. Se cree que alude al rey Rhesus de la mitología griega, pero el naturalista que otorgó el nombre a la especie dijo que en realidad la palabra no tiene un sentido especial.

Orden: Primates

Familia: Cercopithecidae

Género: Macaca

El naturalista que otorgó el nombre a la especie, dijo que en la palabra Rhesus no tiene un sentido especial.

Descripción

Es un mono de tamaño mediano y ligero dimorfismo sexual. Los machos miden en promedio 53 centímetros de altura y pesan unos 7.7 kilos. Las hembras son más pequeñas: tienen un peso aproximado de 5.3 kilogramos y una altura de 47 centímetros. Al igual que el ser humano, posee un total de 32 dientes.

Con excepción del rostro y la rabadilla coloreados de rojo, el macaco Rhesus posee un pelaje de un tenue color marrón en la zona superior del cuerpo, pero su zona ventral es aún más clara. El pelo de su cabeza es más corto que el resto.

Características del macaco Rhesus.

Macacos Rhesus (Macaca mulatta) en Kathmandu, Nepal

Distribución y hábitat

Está ampliamente distribuido en territorio sur, sureste y este de Asia. Es nativo del sur de China, India, Bután, Bangladés, Tailandia, Pakistán, Nepal, Laos, Vietnam, Birmania y Afganistán, pero se le ha introducido en Florida, Estados Unidos, en la isla Cayo Santiago y en Hong Kong. Existen muchas poblaciones desde la India hasta el norte de Tailandia y al oeste de Afganistán. Hace algún tiempo eran animales abundantes en el Tíbet y en el sur de China, pero es evidente la reducción de las poblaciones de dichas zonas.

Como vive en varias regiones, el hábitat del macaco japonés es variado. La gama incluye bosques mixtos, de coníferas, caducifolio húmedo y seco, templado y de bambú, así como matorrales, selvas tropicales, manglares y sitios cercanos a las zonas urbanas.

Alimentación

La especie es omnívora y su dieta varía de acuerdo con la región en la que vive. Por lo regular, mantiene una alimentación en la que están presentes los frutos, las hierbas, las raíces, las plantas cultivadas, los insectos y los animales pequeños como los anfibios, pero ocasionalmente consume semillas, cortezas y cereales. Durante el verano, los macacos que viven en el norte pakistaní comen más plantas de trébol, pero en invierno, cuando la comida escasea, tienen que alimentarse de más hojas y hasta de agujas de pino, aunque el consumo de alimentos de menor valor nutricional no afecta su calidad de vida.

Con base en lo anterior, se tiene que el macaco Rhesus es un omnívoro oportunista, ya que come lo que tiene disponible y no se especializa en la adquisición de un alimento específico. Es un buen nadador, y es capaz de recorrer a nado los cuerpos de agua para conseguir su comida.

Comportamiento

Son diurnos y de hábitos tanto terrestres como arborícolas.

Estos animalitos son muy activos y sociales. Viven en grupos grandes de 20 a 200 miembros; en muchos de ellos el número de hembras supera al de los machos. A pesar de esto, los machos y las hembras tienen jerarquías de dominancia, es decir, tienen un líder dominante y varios subordinados. Si el grupo es muy grande, las hembras pueden separarse y formar otro.

Los conflictos son poco frecuentes, y por lo regular las hembras mantienen relaciones más cercanas y con menor incidencia de conflictos. En cualquier caso, suelen asearse uno a otro con mucha asiduidad. Los machos de un grupo no están relacionados y en algún momento después de su madurez sexual, los jóvenes dejan su grupo natal. Por el contrario, las hembras no suelen dejar su grupo.

Información sobre el mono Rhesus.

Macacos Rhesus en acicalamiento.

Reproducción

La madurez sexual de las hembras se sitúa en torno a los 2.5 y 4 años, mientras que la de los machos ocurre entre los 4.5 y los 7 años de edad. Las hembras, que experimentan un ciclo de celo de 26-29 días, muestran preferencia por aparearse con aquellos machos que demuestran mayor dominancia y poder para protegerlas.

El período de gestación es de unos 165 días, tras los cuales nace 1 cría o rara vez 2. La madre cuida con fervor a sus pequeños, y aunque el macho no participa directamente en los cuidados, no se muestra agresivo.

Amenazas y conservación

La especie no se encuentra gravemente amenazada. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la clasifica en la categoría “Preocupación Menor”, ya que las poblaciones son aún abundantes. No obstante, enfrenta la reducción de su hábitat como consecuencia de la urbanización y otras actividades humanas, y su captura por parte de personas que lo consideran un problema.