Hylobatidae

Hay una confusión con los gibones. Muchas personas los llaman “monos”, y es cierto que a simple vista guardan mucha semejanza con muchos de ellos, pero los científicos los consideran simios hominoideos. ¿Qué significa esto? Pues bien, significa que son primates sin cola incluidos en la misma superfamilia de los seres humanos.

Son primates sin cola incluidos en la misma superfamilia de los seres humanos.

Los gibones suelen ser más pequeños que muchas especies de monos. Se les conoce como “simios inferiores” y son famosos por su increíble habilidad para moverse entre rama y rama. Existen en la actualidad 17 especies descritas, aunque la información sobre Nomascus annamensis, gibón de mejillas beige del norte, es limitada por ahora.

Las especies son: gibón de manos blancas (Hylobates lar), gibón ágil de Borneo (Hylobates albibarbis), gibón de manos negras (Hylobates agilis), gibón de Müller de Borneo (Hylobates muelleri), gibón plateado (Hylobates moloch), gibón crestado (Hylobates pileatus), gibón de Kloos (Hylobates klossii), gibón hoolock occidental (Hoolock hoolock), gibón hoolock oriental (Hoolock leuconedys), siamang (Symphalangus syndactylus), Nomascus annamensis, gibón de cresta negra (Nomascus concolor), gibón de cresta negra oriental (Nomascus nasutus), gibón de Hainan (Nomascus hainanus), gibón crestado de mejillas blancas del norte (Nomascus leucogenys), gibón crestado de mejillas blancas del sur (Nomascus siki) y gibón de mejillas beige (Nomascus gabriellae).

Orden: Primates

Infraorden: Simiiformes

Superfamilia: Hominoidea

Familia: Hylobatidae

Géneros: Hylobates, Hoolock, Nomascus y Symphalangus

Características del gibón.

Gibón (Hylobatidae) Simio menor.

Descripción

Son los gibones simios medianos, de largas y delgadas extremidades y manos con forma de gancho. El hocico es corto pero el cráneo es grande; las fosas nasales se encuentran muy juntas entre sí. Sus dientes caninos son de tamaño considerable, pero no alcanzan a adquirir notoriedad como en los mandriles u otros monos. Las articulaciones de los hombros y las muñecas están adaptadas para permitir los movimientos al saltar entre las ramas. Todos carecen de cola.

El pelaje de los gibones es color marrón, beige, gris o negro con manchas blancas o claras en el rostro y las extremidades, de acuerdo con la especie. El tamaño también varía. La especie más grande es el siamang, que alcanza una longitud promedio de 90 centímetros pero puede llegar al metro y medio. Los gibones más pequeños registran pesos de unos 4 kilogramos, mientras que los grandes pesan 13 kilos o más.

Distribución y hábitat

La distribución natural de los gibones corresponde al sureste de Asia, desde el este de Bangladés y el noreste de la India hasta el sur de Indonesia y China, lo que incluye Sumatra, Borneo, Java y demás islas adyacentes. Casi todas las especies están geográficamente separadas por ríos y estrechos. Habitan las selvas tropicales y subtropicales de dichas zonas.

Alimentación

Cerca del 60 por ciento de la dieta de los gibones se constituye de frutas, y muestran preferencia por los higos. También consumen hojas, flores, brotes y otras frutas, y en algunas ocasiones hasta insectos y huevos de aves.

Comportamiento

Defienden sus dominios por medio de vocalizaciones que se escuchan hasta 1 kilómetro a la redonda.

Son diurnos y sociables, pero también territoriales y no dudan en defender sus dominios por medio de vocalizaciones que se escuchan hasta 1 kilómetro a la redonda. Forman grupos compuestos por miembros emparentados, es decir, que forman parte de una misma familia, y cada grupo contiene entre 2 y 5 gibones entre adultos y crías.

Permanecen gran parte del tiempo en las copas de los árboles y de vez en cuando bajan al suelo, moviéndose sobre sus dos patas. Su distintiva forma de locomoción, moviéndose de rama en rama mediante sus largos brazos, se denomina braquiación. Tienen la increíble habilidad para cubrir más de 9 metros de distancia en un solo salto.

Información sobre el gibón.

Reproducción

Son monógamos (tienen una sola pareja), rara condición entre los monos. Los hábitos reproductivos dependen de la especie; por ejemplo, Hylobates lar se reproduce cada 2-3 años y tiene un período de gestación de 7 a 8 meses. Hoolock hoolock también da a luz una sola cría. En general, las madres proveen cuidados a sus crías hasta que estas alcanzan su madurez.

Amenazas y conservación

Los gibones se encuentran entre los primates más amenazados del mundo.

Tristemente, los gibones se encuentran entre los primates más amenazados del mundo. Todas las especies se enfrentan a las palabras “”Vulnerable”, “En peligro de extinción” o “En peligro crítico de extinción” y solo se excluye a Nomascus annamensis porque aún no ha sido evaluado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Este panorama se debe principalmente a la pérdida y degradación de sus hábitats, los que les brindan refugio y alimentos. Las selvas tropicales desaparecen a un ritmo alarmantemente veloz y en ocasiones, los gibones son capturados para venderlos como mascotas exóticas o para ser parte de remedios de la medicina tradicional oriental.

Como varias especies están incluidas en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, su comercio está terminantemente prohibido. En adición, se han implementado algunos programas y zonas protegidas para salvaguardarlos, pero hasta el momento no se han obtenido los resultados esperados.