Chlorocebus pygerythrus

El mono típico de las sabanas de África es un primate abundante con 5 subespecies: C. p. rufoviridis, C. p. hilgerti, C. p. nesiotes, C. p. pygerythrus y C. p. excubitor. La especie ha sido usada en la investigación biomédica debido a la facilidad de su cría y manejo en cautiverio, un tema no exento de debate.

Orden: Primates

Familia: Cercopithecidae

Género: Chlorocebus

Descripción

La especie ha sido usada para investigaciones biomédicas y manejo en cautiverio, un tema no exento de debate.

Su cuerpo es mediano pero hay dimorfismo sexual. Un macho adulto llega a medir de 42 a 60 centímetros de longitud y de 3.9 a 8 kilogramos de peso, pero se han registrado pesos de hasta 9 kilos. Por su parte, una hembra en plena adultez mide regularmente entre 30 y 49.5 centímetros de largo y pesa entre 3.4 y 5.3 kilogramos. El peso más bajo llega a ser de unos 2.5 kilos. La cola es muy larga puesto que sobrepasa la longitud total del cuerpo; mide de 42 a 72 centímetros.

El pelaje es marrón grisáceo o amarillento en el dorso del cuerpo, blanco o beige en el vientre, alrededor del rostro y el interior de las patas, marrón oscuro en manos, pies, orejas y rostro, y rojizo bajo la base de la cola. El rostro de las crías exhibe una coloración rosada, pero oscurece conforme pasa el tiempo.

Distribución y hábitat

Su rango de distribución abarca el sur-sureste de África. Se extiende a través del este del Valle del Rift, el sur de Somalia y las tierras bajas del este de Tanzania, Etiopía, Kenia, Malawi, Sudáfrica, Zambia, Zimbabue, Uganda, Mozambique y Botsuana. Se le encuentra también en las islas de Pemba, Manda y Mafia, así como en Burundi, Ruanda y Suazilandia.

Prefiere la vida en las sabanas, los bosques abiertos, los pastizales y los bosques ribereños; ninguno de sus hábitats está alejado del agua o es un desierto. Algunos cercopitecos verdes se han adaptado a la vida de los pueblos, ciudades y zonas de cultivo. A decir verdad, es una especie que se adapta con relativa facilidad a varios tipos de hábitats.

Alimentación

Chlorocebus pygerythrus es un omnívoro oportunista, por ende, come lo que está a su disposición en un menú de especies vegetales y animales. Una dieta típica de cercopiteco verde incluye frutos, hojas, semillas, brotes, raíces, hierbas, hongos, néctar, insectos como termitas y saltamontes, lagartijas, huevos, crustáceos y hasta polluelos de aves. Al igual que algunas especies de monos, puede consumir la savia que exuda de ciertos árboles.

Sus principales fuentes de alimento de origen vegetal son las especies Azima tetracantha, Euclea divinorum, Hyphaene coriacea, Pennisetum mezianum y Salvadora persica. En algunas regiones, Acacia xanthophloea tiene mayor preponderancia que otras acacias y constituye entre el 17 y el 57 por ciento de su dieta.

Características del Cercopiteco verde.

Cercopiteco verde o tota (Chlorocebus aethiops).

Comportamiento

Se le considera semiarborícola, pero en el agua se defiende con una buena capacidad de nado. Como especie social, vive en grupos integrados por 2 o más hembras, muchos machos y las crías. Cada grupo contiene alrededor de 38 miembros. Las hembras suelen permanecer en los grupos en los cuales nacen, pero los machos abandonan su grupo natal y se unen a uno cercano tras alcanzar la madurez sexual. Los individuos solitarios son muy raros, pero sí han sido vistos.

Los machos son líderes y entre ellos el de más alto rango es el que tiene mayor tiempo en el grupo.

No todos los miembros tienen el mismo rango social en su grupo; esto significa que la especie mantiene jerarquías de dominancia. Por lo general, los machos son líderes y entre ellos el de más alto rango es el que tiene mayor tiempo en el grupo, el que tiene mayores aliados y el que puede luchar/defender más y mejor. A mayor rango, mejor acceso a los alimentos.

Es altamente vocal y cuenta con un amplio repertorio de llamadas que usa con distintos fines. Tiene llamadas de alarma ante el peligro, chillidos y gruñidos. Las llamadas más altas e intensas son emitidas cuando un mono encuentra un depredador especialmente grande o peligroso.

Es un mono diurno: realiza la mayoría de sus actividades durante el día y en la noche sube a un árbol para dormir.

Reproducción

Una hembra de cercopiteco verde da a luz una cría, a veces 2, cada 1-2 años, durante cualquier época, pero en muchas ocasiones los nacimientos ocurren justo en la temporada de mayor disponibilidad de recursos, principalmente alimentos.

Antes de la cópula el macho inicia un proceso de cortejo. Toca los genitales de la hembra y la sujeta por detrás; si la hembra no se aleja o lo golpea, proceden a copular durante unos 30 segundos.

El período de gestación dura cerca de 165 días, es decir, unos 5.5 meses. La cría es amamantada por un período prolongado y su madre es la principal cuidadora. La expectativa de vida de este mono es de unos 30 años.

Datos sobre el Cercopiteco verde o tumbili.

Cercopiteco alimentándose.

Amenazas y conservación

El cercopiteco verde está en “Preocupación Menor” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en vista de su abundancia en estado salvaje y de la carencia de amenazas graves. Por supuesto, esto no quiere decir que no las tenga: es vulnerable ante la caza de personas que lo consideran una plaga por consumir los cultivos y que los venden como carne para el consumo humano. A veces es depredado por leopardos, serpientes y águilas.